EL GOS RATER VALENCIÁ

El gos rater valencià es una raza canina cuyo origen se sitúa en la comunidad valenciana, las referencias más antiguas datan del siglo XVI (Povio 1580) donde se describen los diferentes tipos de perros de la zona entre ellos el Canis Villaticus o Gos de l'Horta.
Actualmente se mantienen varias teorías en cuanto a la formación de esta raza, pero hasta el momento no hay suficientes datos o evidencias que indiquen cuál de ellas es la más acertada en el origen de nuestro gos rater valencià.

Tres son las que tienen mayor peso, la primera se basa en la amplia difusión en Europa de un tipo de perro de aspecto brevilíneo y elipométrico cuya principal característica era su tendencia a ladrar con insistencia avisando de la presencia de extraños. Este sería el origen de los pequeños grifones franceses, terriers británicos o pinschers. ( Mar Olivas, 1998 ).
Una segunda teoría sitúa el origen de la raza en las antiguas civilizaciones mediterráneas del Oriente, descendiendo de los perros faraónicos. Compartiendo origen con el podenco portugués ( Payeras y Falconer, 2002 ).

La última teoría se basa en la influencia de los Terriers en el origen del gos rater valencià,concretamente el Jack Russell Terrier y el Manchester Black and Tan Terrier, por la similitud morfológica entre estas razas ( Ricart, 1994 ).La influencia de los terriers británicos tiene también otra hipótesis basada en la influencia del Toy Terrier

Ingles que mediante cruces con perros de la zona levantina y la práctica de la endogamia podría explicar también el origen del gos rater. El comercio de los puertos valencianos con Inglaterra, especialmente con la naranja, propiciarían la llegada de estos ratoneros que desempeñaban su función en los barcos.

Este sería el origen de razas como el bodeguero andaluz, el terrier japonés o el terrier brasileño. La denominación de "fusterrieret" ( foxterrieret ) en la zona de la Plana Baixa de Castellón, ratificaría esta teoría ( Gema Ramos, publicado en Todos Perros ).

 

FUNCIONES
Muy extendida en el mundo rural, sus funciones originales se basaron en la caza de ratas. Se le podía encontrar tanto en los márgenes de aguas tranquilas dando caza a las ratas de agua o bien en las cuadras donde se encargaban de mantener al margen a estas alimañas.
Aun hoy no es extraño ver a estos canes acompañando a sus propietarios a su jornada en el campo montados en bicicletas y ciclomotores dentro de un pequeño cajón que sus dueños pertinentemente preparaban para su fiel compañero. O bien, en el carro de camino al huerto o acompañando a sus dueños mientras estos preparan a sus caballos para los tradicionales concursos de tiro.
Cuando acaba el día y sobretodo en las últimas horas de las tardes de verano, los raters descansan a la puerta de su casa mientras su dueño se relaja "a la fresca" del final del día sentado en su silla y charlando animadamente con sus vecinos.
Actualmente, los nuevos estilos de vida hacen que estas estampas tan tradicionales se vayan perdiendo. El rater por su parte a encontrado su sitio como perro de compañía donde está teniendo un gran éxito. Y esperamos que pronto sus cualidades y funcionalidad sea más conocida y aprovechada en algunas disciplinas como el agility.

- VOLVER -

S